Ventajas que conducen a la línea de equilibrio

“Nuestra vaca Jersey puede soportar los rigores de la producción lechera comercial. Pare más joven y sin ayuda. Produce a altos niveles y se preña nuevamente para hacerlo todo otra vez.”David Chamberlain, Presidente American Jersey Cattle Association.

Todo lo que usted necesita para un exitoso negocio de lechería puede encontrarlo en las vacas Jersey. La Jersey se adapta a todo sistema de manejo diseñado para la lechería. Se comporta bien en confinamiento y en corrales abiertos, en hatos grandes y en pequeños. También se adaptan a diferentes sistemas de alimentación, desde programas de alimentación completa RTM (Ración Total Mezclada) a manejo intensivo en pasturas. No hay barreras climáticas o geográficas para las Jersey.

Los propietarios destacan consistentemente cuando las temperaturas sobrepasan los 38 grados centígrados, las Jersey están comiendo en los comederos o pastoreando.

Las Jersey maduran más pronto. Cuando una novilla madura más temprano, puede ser apareada a una edad más joven (y de menor peso). Por lo tanto entrará al ordeño más pronto. La base: las Jersey son más rápidas en generar ingresos al productor. Estudios en Virginia Tech, novillas puras Jersey observadas alcanzaron su pubertad a un promedio de 39.9 semanas (10 meses) de edad, ocho semanas más pronto que las novillas de razas de mayor tamaño. El peso corporal promedio a la pubertad 193 Kg. (425 lbs.) para las novillas Jersey comparado con 301 Kg. (665 lbs.) para las razas de mayor tamaño.

Las Jersey tienen periodos de celo más largos (12.7 horas versus 10.7 horas) y más eventos de aceptar la monta (27.5 versus 17). (American Jersey Cattle Asociation, 2009).

La novilla Jersey estará lista para su primer servicio cuando llegue a los 14 o 15 meses, siempre y cuando simultáneamente con la edad reúna los requisitos de peso y estatura ideales, y que además se le pueda garantizar que de ese momento hasta el parto va a seguir recibiendo un manejo adecuado a su condición porque nada positivo se logra si una vez preñada se suelta en un potrero "a la mano de Dios", porque por más rústico y eficiente que sea, en malas condiciones cualquier animal se acaba. (Maldonado, 2005).

“Tener más vacas paridas y más a menudo, significa más leche.

”Como es característico en la raza Jersey, los problemas a la hora del parto son mínimos, de modo que una vez su cría ha nacido, la madre primeriza superará esta instancia sin dificultad, su aparato y sus funciones reproductivas se recuperarán dentro de los términos normales, de modo que 75 días después estará en condiciones de quedar preñada nuevamente. (Maldonado, 2005).